Archivo de la etiqueta: vida

Dedicatoria…

PEPE   

Espero que tengas…
… Suficiente felicidad para hacerte feliz.
… Suficientes pruebas para hacerte fuerte.
… Suficientes tristezas para seguir siendo humano.
… Suficiente esperanza para hacerte y ser feliz.

 

Te deseo…

… Suficiente sol para mantener tu actitud brillante.

… Suficiente lluvia para que puedas apreciar mejor el sol.

… Suficiente felicidad para mantener tu espíritu vivo.

… Suficiente dolor para que los más pequeños gozos de la vida se vean mucho más grandes.

… Suficientes logros para satisfacer tus deseos.

… Suficientes perdidas para que puedas apreciar todo lo que posees.

… Suficientes holas para que te ayuden a decir el adiós final.

… Suficiente amor como el que yo te quisiera dar.

Feliz cumple…

 

 

 

 

 

La reflexión de hoy

Amplitud de conocimientos

3 06 2008

“En la vida tenemos que elegir entre saber mucho de una cosa o tener conocimientos generales de muchos temas. Más que nada porque saber mucho de muchas cosas es imposible y saber lo justo de un sólo campo es algo muy triste”.

(Una de las reflexiones del blog de luipermom. )

Sola…

Las alegrías momentáneas te dejan un vacío enorme cuando estás sola… te haces ideas o ilusiones con la más mínima situación agradable que puedes llegar a tener con la persona que en ese momento es el dueño de tu corazón, pero que, en realidad no es nada más que una amistad.

No estás deprimido, estás distraido.

Por facundo cabral

{Lo encontre en el blog de Dostopos y me gusto mucho, les dejo el video y la letra, espero les guste, aunque no sé si considerarlo canción, poema, pensamientos o quizás autosuperación, lo cierto es que está muy bonito}

 

No estás deprimido, estás distraído, distraído de la vida que te puebla.
Distraído de la vida que te rodea: Delfines, bosques, mares, montañas, ríos.
No caigas en lo que cayó tu hermano, que sufre por un ser humano cuando en el mundo hay 5,600 millones.

Además, no es tan malo vivir solo. Yo la paso bien, decidiendo a cada instante lo que quiero hacer, y gracias a la soledad me conozco; algo fundamental para vivir.

No caigas en lo que cayó tu padre, que se siente viejo porque tiene 70 años, olvidando que Moisés dirigía el éxodo a los 80 y Rubistein interpretaba como nadie a Chopin a los 90. Sólo citar dos casos conocidos.

No estás deprimido, estás distraído, por eso crees que perdiste algo, lo que es imposible, porque todo te fue dado. No hiciste ni un sólo pelo de tu cabeza por lo tanto no puedes ser dueño de nada.

Además la vida no te quita cosas, te libera de cosas. Te aliviana para que vueles más alto, para que alcances la plenitud. De la cuna a la tumba es una escuela, por eso lo que llamas problemas son lecciones. No perdiste a nadie, el que murió simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón. ¿Quién podría decir que Jesús está muerto? No hay muerte: hay mudanza. Y del otro lado te espera gente maravillosa: Gandhi, Michelangelo, Whitman, San Agustín, la Madre Teresa, tu abuela y mi madre, que creía que la pobreza está más cerca del amor, porque el dinero nos distrae con demasiadas cosas, y nos aleja por que nos hace desconfiados.

Haz sólo lo que amas y serás feliz, y el que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será, y llegará naturalmente. No hagas nada por obligación ni por compromiso, sino por amor. Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible. Y sin esfuerzo porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija; la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban 3 ó 4 meses de vida. Dios te puso un ser humano a cargo, y eres tú mismo. A ti debes hacerte libre y feliz, después podrás compartir la vida verdadera con los demás. Recuerda a Jesús: “Amarás al prójimo como a ti mismo”.

Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás viendo es obra de Dios; y decide ahora mismo ser feliz porque la felicidad es una adquisición.

Además, la felicidad no es un derecho sino un deber porque si no eres feliz, estás amargando a todo el barrio. Un sólo hombre que no tuvo ni talento ni valor para vivir, mando matar seis millones de hermanos judíos. Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perusa, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileros, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman, Mäiller, Mozart, Chopin, Beethoven, Caraballo, Rembrandt, Velásquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas.

Y si tienes cáncer o SIDA, pueden pasar dos cosas y las dos son buenas; si te gana, te libera del cuerpo que es tan molesto: tengo hambre, tengo frío, tengo sueño, tengo ganas, tengo razón, tengo dudas … y si le ganas, serás más humilde, más agradecido, por lo tanto, fácilmente feliz. Libre del tremendo peso de la culpa, la responsabilidad, y la vanidad, dispuesto a vivir cada instante profundamente como debe ser.

No estás deprimido, estás desocupado. Ayuda al niño que te necesita, ese niño será socio de tu hijo. Ayuda a los viejos, y los jóvenes te ayudarán cuando lo seas. Además el servicio es una felicidad segura, como gozar a la naturaleza y cuidarla para el que vendrá. Da sin medida y te darán sin medidas.

Ama hasta convertirte en lo amado, más aún hasta convertirte en el mismísimo amor. Y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas, el bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso, una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que le destruyan hay millones de caricias, que alimentan la vida.

Pocas cosas tan bellas he recibido como estas palabras, que me parecen salidas no sólo de una alma buena, pero sobre todo muy humana. Ojalá y lo disfrutes tanto como yo y ojalá y todos los practiquemos. ¡A vivir se ha dicho! Y ¡Menos quejas! ¿No crees?.

 

 

La constancia de escribir…

Hace un par de días estaba recordando, algunas de las palabras que Luis, un ciberamigo, decía en alguna de las entradas de su blog, y que más o menos trataba de que para tener un blog, si se requiere de cierta constancia a la hora de escribir, pero que hay que hacerlo con cierta regularidad autoimpuesta para que, los lectores de nuestros blogs, sean pocos o muchos sepan que si van a encontrar cosas nuevas, sobre el tema que sea, y que el blog se encuentra en constante actividad, y no dejarlo abandonado por días, semanas o meses! pues así sólo logramos que nuestros lectores pierdan el poco o mucho intéres puesto en nosotros; en lo personal, su blog me parece fantastico por la infinidad de temas que toca y la constancia con la que escribe, es un apasionado de la fotografía y la verdad que la mayoría de ellas son hermosas. Si bien lo conocí primero dentro de los spaces de microsoft la verdad que cuando migró a wordpress el blog se volvió aún más genial.

Así que esto es en cierta forma un agradecimiento a él, porque fue quién con sus narraciones me creó la inquietud de también hacer algo más “formal” digamos.

 

 

Frases I

 
 
” Lo esencial es invisible para los ojos, solo se ve bien con el corazón “
 
” Las grandes almas tienen fuerza de voluntad, las débiles, sólo deseos “
 
” Quien te cuenta chismes de los demás, también cuenta chismes de ti “
 
” Tener un hijo no te convierte en padre, como tener un piano no te convierte en pianista “
 
” El que con besos y caricias consigue trabajar, solito se enseña a sobajar “
 
” Una madre es… quien teniendo cuatro panes y siendo cinco personas dice:
 ¡Yo no tengo hambre! “
 
” No es bonito hablar con la boca llena, pero tampoco es bonito hablar con la cabeza vacía “
 
” Si sobre valoramos las opiniones ajenas… ¿Para qué tenemos opiniones propias? “
 
” El exceso de paciencia, es cobardía “
Sigue leyendo

Cuida a tu pareja…


Por el Padre Ricardo Búlmez

 

Voy a decir algo que con seguridad va a molestar a muchos, pero que cuando se los explique les va a molestar más, y es que a veces cuidamos más lo seguro que tenemos, que lo inseguro. Me explico: yo siempre digo, no cuides tanto a tu familia, cuida a tu pareja y la gente se sorprende. ¿Pero como que no voy a cuidar mucho a mi familia? ¡Es mi familia! Y no, tu familia, que es tu familia, está segura, es tu familia, nunca se pierde. ¿Ustedes han oído decir a alguien «allí va mi ex hijo, allí va mi ex padre»? No, ¿verdad?. Pero han oído mucho, «allí va mi ex pareja». Entre los padres, los hijos, los hermanos, la familia, lo más seguro que se tiene, no hay ex. Ellos están allí y por muchos años que duren sin verse, por mucho tiempo que tarden en escribirse o en hablarse, ellos están allí. Usted no puede decir «aquella señora que va pasando por allí fue mi madre por 35 años». Ella está allí, ella está segura. Y es más, les voy a decir otra cosa, de todos los amores, que es tender lazos, de todos los puentes, el amor más débil que existe es el de pareja. En una pareja no hay nada. Por eso hay que darlo todo, para quedarse con algo. Tener una pareja es como cuidar una flor. Si una flor no se riega, se muere, y si se riega mucho, también. Hay que ser un artista para cuidar una flor. Yo no sé cuidar flores, por eso soy cura. Por eso, el amor de padre, de madre y de hijo es como tener un «cují coriano», nadie los riega, pero está ahí. Eso que llamamos amor eterno se da en papá, en mamá, en un hijo, y en los amigos, que también puede ser un amor eterno. Pero en una pareja es un amor diario, tiene que cuidarse todos los días. Tengo un hermano en los Estados Unidos que se fue hace más de diez años y duré más de diez años sin hablarle. Nunca le llamé, y puedo decirlo que hasta por descuido. Siempre sabía de él por mamá, y cuando vino por primera vez desde que se había ido, lo fui a buscar al aeropuerto, y cuando nos vimos el abrazo fue tan fuerte que lloramos de emoción. Allí estábamos. Pero vete de tu pareja diez años a ver qué encuentras. Eso es lo que dice que el amor de pareja es amor de todos los días. Yo puedo hablar con mi mamá cada semana, una vez a la semana, pero si tuviera pareja la estuviera llamando a cada momento. Y no es que sea bueno o malo, es que el amor es así. No se quiere a nadie más por no querer al otro. Por ejemplo, yo comparo el amor de aquellas parejas que por alguna circunstancia del destino tienen un hijo discapacitado. No es que no quieran a los otros, pero ellos están seguros. De aquél tienen que estar más pendientes, porque se puede caer, porque a lo mejor no come solo. En cambio, los otros están y los quieren igual, y saben que están ahí. Si tengo una pareja, ese es el amor discapacitado. De ese tengo que estar más pendiente porque necesita más. El amor de madre es independiente, el amor de pareja es dependiente. Su amor depende del mío y el mío, del de ella. Estamos unidos «hasta que la muerte nos separe», pero el amor que nos debemos es como el amor a un hijo discapacitado, fuerte pero más atento a la fragilidad... "Un detalle de amor vale más que mil palabras"