Archivo diario: mayo 19, 2008

Curso básico de adiestramiento canino – Lección 2

Curso básico de adiestramiento canino

Día 2

 

“Ven”

 

De todas las órdenes que podemos enseñar a un perro, esta es una de las más importantes, y deberíamos centrarnos mucho en ella y reforzarla constantemente. Al enseñar a un perro a acudir hacia nosotros cuando se lo ordenemos, podemos evitar muchos problemas potenciales, como que el animal se escape, que se distraiga, que se vuelva agresivo e incluso que ataque a otro animal. Esta orden es la piedra angular del adiestramiento canino.

Este adiestramiento se iniciará de inmediato tras la llegada del cachorro a su hogar, independientemente de su edad. Lo llevará a cabo, inadvertidamente, desde el primer momento. En efecto, en cuanto llame a su perro por primera vez, estará usando esta orden. No obstante, el llamarle con un simple “Ven” y enfadarse si no lo entiende es inútil. Debe establecer una asociación entre el “Ven” y que el perrito se acerque a usted. Es importante que comprenda cómo hacer que el perro acuda y hacer que asocie la acción con la palabra usada como orden.

En primer lugar, debe averiguar qué provoca que, de forma natural, el perro se aproxime hacia usted. Luego debe asegurarse de que el perro oiga con claridad la orden y su nombre. Y no debe olvidar de mostrar su alegría y recompensarle de algún modo cuando acuda hacia usted

Frecuentemente, la hora de la comida es un momento ideal para practicar esta orden. Mientras el perro se aproxima hacia usted dígale “Ven”. No es necesario que se lo diga chillando ni en un tono de voz alto. Todo lo necesario es un tono de voz firme y agradable. Cuando el perro se aproxime hacia usted para obtener su comida, elógiele por “escuchar” la orden. Siga practicando esto en cada caso en el que pueda pensar en que el perro se acercará hacia usted, independientemente de si es o no la hora de la comida, ya que no querrá asociar siempre la comida con la orden. Otros buenos momentos para practicar esta orden consisten en el momento de salir de paseo.

Siendo un cachorro no necesitara más adiestramiento que este, pero más adelante deberá adiestrarle formalmente.

En la siguiente situacion es cuando las gran mayoria de los dueños de perros cometen el error más frecuente:

Estamos de paseo con el perro este se aleja distraido por un estimulo esterno (otro perro, una pelota, etc.) lo llamamos pero nuestro perro demasiado interesado en la otra cosa no nos hace ni caso. Al cabo de un rato por fin nuestro perro decide regresar, nosotros enfadados lo reñimos. Ahí estamos cometiendo el gran error ya que al reñirle lo que nosotros intentamos decirle es: “Estoy enfadado porque no veniste antes”, pero lo que el perro entenderá es: “Me llama y cuando por fin voy todavía me riñe, pues la próxima vez no vengo, me quedo donde estaba con esta cosa tan interesante”.

Soneto para un sencillo amor…

Porque no te puedo explicar por qué te amo…

Me gustas porque sí. Sencillamente
mi corazón te quiere. No hallaría
la palabra de íntima alegría
que te expresara lo que mi alma siente.

Y yo te quiero así. Tan simplemente
como el agua al paisaje, como el día
a la rosa que alza su ufana
frente a la primavera floreciente.

Te amo con sencilla transparencia,
con un amor apenas insinuado
que se vuelve silencio en tu presencia.
Con un tan dulce corazón herido
que si no te dijera que te he amado
lo sabrías oyendo su latido.

Jorge Montoya Toro

Yo te juro…

YO TE JURO

Cuando estes triste. . .Secaré tus lagrimas
Cuando tengas miedo. . . calmaré tus miedos.
Cuando estes preocupado . . . te daré esperanza.
Cuando estes confundido. . .te ayudaré a encontrar tu camino.
Y cuando estas perdido.. . .y no puedas ver la luz, yo seré tu faro . . .Brillando radiante.
Este es mi juramento .. . . que sostengo hasta el final.
Que mas podrías pedir. . .Si tu eres mi amigo.

Firma: Dios